Entradas

Mostrando entradas de 2012

Toledo desde el Parque del Crucero y Safont

Imagen
Según la hora, según la estación, según las pasiones del alma que lo mira, Toledo es distinto, cambiante: como una joya iluminada por luces diferentes. En esto, sobre todo, reside su inmortalidad. Gregorio Marañón



Toledo desde el Parque del Crucero y Safont por Ángel Sotomayor Rodríguez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://angelsotomayor.blogspot.com.es/.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://www.charlymorlock.com/search/?q=licencia++CC...........




















Puerta Bisagra de noche

Imagen
Andar por Toledo, y en la oscuridad de una noche sin luna como aquella, es adelgazarse, afirmarse hasta quedar convertido en un perfil, una lámina humana, dispuesta a herirse todavía, a cortarse conta los quicios de tan extraña resquebrajadura, es volverse de aire, silbo de agua para aquellos enjutos pasillos, engañosas cañerías  de súbito chapadas, sin duda posible, es siempre andar sobre lo andado, irse volviendo pasos sin sentido, resonancia, eco final de una perdida sombra. Perdida y mareada sobra era yo, cuando de pronto. en uno de esos imprevistos ensanches-brusquedad de una grieta que supone una plaza, codazo de una calleja que hunde un trecho de espacio para el murallón de un convento, una iglesia, un edificio señorial, se levantó ante mi un desmelenado y romántico muro de yedra, entre la que clareaba algo que me hizo forzar la mirada para comprenderlo. Era una losa blanca, una lápida escrita, interrumpida aquí y allá por el cabello oscuro de la enredadera. El temblequeo de un…

Paseo Nocturno

Imagen
No cabe duda de que jamás podré decir cómo es esto de aquí, querida amiga (esto se reserva al lenguaje de los ángeles, con el que intentan comunicarse con los humanos), pero cuando le digo que esto sea así, que en realidad existe, ha de creerme, cueste lo que cueste. No se puede describir a nadie. Aquí no existe el azar: todo responde plenamente a una ley. Esta extraordinaria presencia tiene todo el carácter sideral de los astros cuya proyección hacia fuera y cuya posición en el espacio es tal, que ahora comprendo la leyenda según la cual Dios, el cuarto día de la creación tomó en su manos el sol y lo puso justo encima de TOLEDO. (Rainer María Rilke. Cartas del vivir)


Paseo Nocturno por Ángel Sotomayor Rodríguez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://angelsotomayor.blogspot.com.es/.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://www.charlymorlock.com/sear…