domingo, 3 de marzo de 2013

Joyas en la Primada

SACRISTÍA
A finales del siglo XVI se construye por Vergara el Mozo la Sacristía. En su bóveda, un grandioso fresco de Lucas Jordán, que representa la Descensión de la Virgen en la imposición de la casulla a San Ildefonso, y en la cual podemos contemplar el autorretrato del autor en la última ventana del lado izquierdo. Al fondo, destaca el cuadro llamado "el Expolio" del Greco que pintó en ese mismo lugar en 1587 por encargo del Cabildo, está enmarcado en un retablo de mármol y bronce realizado en 1798, que sustituyó al realizado por el mismo Greco y del que se conserva solamente un grupo escultórico con la Imposición de la casulla. Toda la sala es una auténtica pinacoteca con cuadros de los más importantes pintores, como son: El Greco, Caravaggio, Tiziano, Van Dick, Orrente, Tristán, Goya, Morales, José Ramos. En uno de los laterales, se halla el sepulcro de alabastro romano del Cardenal D. Luis de Borbón, obra de Salvatierra en 1824. Junto a la Sacristía se encuentra la llamada sacristía arzobispal con obras de pintores como Rivera, Bassano o Bellini entre otros, y más adelante, dos salas completan estas dependencias con vestiduras litúrgicas realizadas en Toledo entre los siglos XV y XVII.
Fuentes: http://www.catedralprimada.es/sacristia/

Licencia Creative Commons
Joyas en la Primada por Ángel Sotomayor Rodríguez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Basada en una obra en http://angelsotomayor.blogspot.com.es/.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported..






TESORO
En 1900 con el cardenal Sancha presidiendo la silla arzobispal, y para mayor seguridad y custodia, se habilitó el cuarto del Tesoro debajo de la torre. Aquí están dentro de las vitrinas las principales obras de orfebrería de la Catedral. Sobre ellas, las pinturas para los cartones de los tapices que después se elaborarían en la Fábrica de Santa Bárbara en 1750. Pero, lo que más destaca en el Tesoro es la grandiosa Custodia Procesional, encargada por el Cardenal Cisneros a Enrique de Arfe en 1515, que alberga el Ostensorio o custodia pequeña de su centro. Esta fue adquirida por el Cardenal Cisneros del legado de la Reina Isabel la Católica, y según se cree fue realizada con el primer oro que llegó de América. Enrique de Arfe realiza esta custodia siguiendo el origen de las torres de las catedrales gótica y la custodia central del retablo mayor. Mide 2.50 metros de alto, dividida en tres cuerpos. Está compuesta por 5.600 piezas unidas por 12.500 tornillos, también contiene 250 estatuillas de esmalte y plata dorada. Está coronada por una Cruz de diamantes realizada en 1600 y una peana del siglo XVIII de plata dorada por el Cardenal infante Luis Antonio de Borbón.
Entre otras muchas obras de arte de este Tesoro podemos contemplar la Biblia de San Luis de taller real francés, que fue regalada en 12588 a Alfonso X y otras obras importantes de orfebrería que se puede admirar en sus vitrinas.
Fuentes: http://www.catedralprimada.es/tesoro/